El Jacinto de agua en el estanque

Camalote, Lampazo, Violeta de agua, Taruya
el jacinto de agua en el estanque

El Jacinto de agua, también llamado Camalote, Lampazo, Violeta de agua, Taruya… se llama científicamente Eichhornia crassipes y pertenece a la familia de las Pontederiáceas.

En sus orígenes, es muy común el verlas flotando por el río y afluentes del Amazonas y Paraná en América de Sur. Y en España flotando en numerosos estanques dentro del jardín.

El Jacinto de agua, en el estanque se desarrolla perfectamente cuando la climatología es templada. Como planta crece en estado flotante con sus raíces sumergidas. Estas son de color bancas cuando son jóvenes y negro violáceas cuando son adultas.

Su tallo vegetativo es sumamente corto con sus hojas en rosetas, de porte ascendentes a extendidas. El pecíolo de sus hojas también es corto con aspecto hinchado (bulbosos)

En cuanto a su inflorescencia es en forma de espiga con flores de color variable de azules a celeste, y una mancha amarilla en el lóbulo superior del perianto. Es precisamente el aspecto de sus flores el que le otorga por su recuerdo el nombre de Jacinto.

Su fruto tiene forma de cápsula con un tamaño de alrededor de un centímetro y medio.

El Jacinto de agua (Eichhornia crassipes) permite con su parte aérea un excelente refugio para los peces protegiéndolos del sol excesivo, mientras que sus raíces constituyen un excelente soporte para el desove de las especies ovíparas como carasisus, carpas, etc.

Como planta tropical, el Jacinto de agua (Eichhornia crassipes) requiere una iluminación intensa. En cuanto a su temperatura ideal, puede situarse entre los 22 y 32 ºC, no siendo recomendable el que baje de los 10ºC en invierno.

Considerada como una de las 100 especies más invasoras del mundo por la UICN, su multiplicación es muy sencilla mediante la división de los rizomas, llegando a formar verdaderas ‘islas vegetales’ durante el verano.

Posts Relacionados

Dejar un comentario