Achorus calamos, planta para rivera o margen de los estanques

Cálamo aromático, Ácoro y Acorus
Achorus_calamus

El Achorus calamos, también conocida popularmente como el Cálamo aromático, Ácoro y Acorus, es una de las seis especies del género monotípico Acorus de la familia de las acoráceas, es perenne, propia de zonas pantanosas, con hojas aromáticas y raíces rizomatosas.

El Achorus calamos o el Acorus calamos, crece en las regiones boreales de todo el globo, aunque es nativa de Europa. Prefiere las tierras húmedas y las costas de aguas lentas o estancadas. Como dato curioso, su tallo semileñoso se utilizó en la antigüedad clásica para fabricar cálamos para la escritura.

Esta planta se encuentra catalogada en su vinculación como planta de estanques, en el grupo de ‘plantas de rivera o márgenes’. El Achorus calamos puede alcanzar en su conjunto el metro de altura y necesita una profundidad de agua entre los 10 y 40 centímetros. Sus hojas, de alrededor de un centímetro de ancho, alcanzan los 100 de largo, y son lanceoladas y de bordes serrados u ondulados. Existe una variedad matizada con rayas amarillas en sus hojas.

El Achorus calamos suele desaparecer en invierno bajo el agua, lo que le permite soportar ligeras heladas.

La bibliografía relata que su raíz se empleaba como anestésico y estimulante contra la fatiga por la asarona que contiene; en dosis mayores, produce efectos alucinógenos. Walt Whitman empleó esta o la raíz del estrechamente emparentado Acorus americanus, y figuraba en las pociones psicotrópicas preparadas por las brujas europeas durante la Edad Media.

Posts Relacionados

Dejar un comentario